Cómo vender una caravana con un gravamen (la forma correcta)

Cómo vender una caravana con un gravamen (la forma correcta)
Category: Cuenta Bancaria
13 enero, 2021

El proceso de venta de una caravana puede ser un poco complicado. Y vender una caravana con un derecho de retención solo agrega más complejidad al proceso.

Pero no se preocupe. En realidad, el proceso es mucho más simple de lo que parece (y mucho más común de lo que piensas).

Si está buscando vender una caravana con un gravamen, está en el lugar correcto. Aquí encontrará todo lo que necesita saber, junto con algunos consejos valiosos para una venta más fácil.

Tabla de contenido

Encuentre el verdadero valor de sus campistas

Este es, con mucho, el paso más esencial que debe tomar si está pensando en vender su caravana.

Conocer el valor real de cualquier artículo es lo que permite que tanto el comprador como el vendedor se encuentren con fines justos. Sin embargo, esto no siempre sucede porque, en muchos casos, las personas no comprenden el precio justo o el valor de mercado de lo que venden.

El Valor Justo de Mercado (FMV) es cuando ambas partes no están relacionadas, conocen todos los hechos relevantes, ninguna de las partes tiene obligación de comprar o vender, y todos los derechos y beneficios inherentes al artículo deben haber sido incluidos en la transferencia.

Si pone el precio de su vehículo por debajo del valor de mercado, puede perder dinero, pero puede obtener una venta más rápida.

Por el contrario, si pone el precio de su vehículo por encima del valor de mercado, puede ganar más dinero, pero puede llevar más tiempo venderlo. Además, debe tener en cuenta los costos necesarios para mantener la propiedad del vehículo mientras espera para venderlo.

Entonces, realmente depende de usted y de la urgencia de vender su vehículo. Pero, encontrar ese punto óptimo lo ayudará a vender por la mayor cantidad de dinero en el menor tiempo posible.

¿Cómo determinar el valor del campista?

Algunas personas piensan que el valor de su caravana es lo que pagaron por ella. Esto incluye su precio base, tarifas de registro, tarifas de seguro e impuestos. También agregan lo que han puesto en términos de mantenimiento regular, actualizaciones o reparaciones.

Todos deseamos que el proceso de evaluación sea así de sencillo. Sin embargo, no es el caso, ya que existen otros factores que se encargan de determinar el valor.

La forma más rápida de obtener una estimación del valor de su caravana es utilizando una guía de precios, como NADA. Debe compararlo con una unidad similar, incluida la marca, el modelo y el año de fabricación.

Sin embargo, debe saber que esto solo puede brindarle una estimación aproximada. Hay otras cualidades que hacen que el precio varíe notablemente. Esto incluye kilometraje, condición mecánica, ubicación y condiciones generales.

A veces, encontrará una caravana que está en muy malas condiciones y otra que está en muy buenas condiciones y con poco kilometraje. Sin embargo, ambos piden el mismo precio. Por eso es fundamental evaluar su caravana en función de su valor y no solo de cuánto cuesta.

Al verificar más campistas de condiciones similares a las suyas, obtendrá una mejor estimación de dónde se encuentra su caravana. Nunca confíe únicamente en una estimación de un compañero de campaña, un amigo o un concesionario de automóviles usados.

Calcule la diferencia en finanzas

Una vez que haya determinado un valor razonable de mercado, tendrá una mejor idea de cuánto puede ganar su caravana.

Ahora es el momento de compararlo con la cantidad de dinero que debe.

A diferencia del paso anterior, en el que se pueden realizar estimaciones aproximadas, este es un asunto serio que nunca debe dejarse para las tasaciones. Al conocer la cantidad exacta de dinero que debe, puede establecer una conexión con el valor estimado de su caravana.

La diferencia entre los dos valores debería darle una idea de la cantidad de dinero que se ganará (o perderá).

Si su caravana vale menos de lo que debe, lo más probable es que pierda dinero en la venta y esto puede complicar el proceso de venta.

Vender de forma privada

Cuando busca vender una caravana con un gravamen debido a la financiación, tiene dos opciones principales.

La primera opción es venderlo a través del mercado privado, mientras que la otra es pasar por un concesionario. Cada uno de estos procesos tiene sus pros y sus contras.

Si no tiene prisa y no le importa seguir un proceso más complicado, puede optar por una venta privada.

Con las ventas privadas, es más probable que obtenga un mayor rendimiento vendiendo su caravana en lugar de hacerlo a través de un concesionario.

Al poner su caravana a la venta, se recomienda dejar una nota de que tiene un gravamen. Además, debe crear un anuncio atractivo para atraer a más compradores.

Incluso si prefiere pasar por las dificultades de vender en forma privada, aún debe obtener una cotización de un concesionario. Esto nuevamente ayudará a garantizar que tenga un precio justo y, lo que es más importante, garantizará que no venda por error su remolque de viaje por menos de lo que le daría un concesionario. Confíe en nosotros, ¡no querrá tomar el camino más difícil por menos dinero!

Destaca entre los competidores

Cada año se venden más de 355.000 autocaravanas y vehículos recreativos de todo tipo. En esta competencia feroz, desea que su caravana se destaque entre la multitud si necesita que se venda al precio correcto.

Además, al tener su caravana en un estado inigualable, se asegurará de obtener una oferta justa para cubrir la mayoría de las pérdidas potenciales. En algunos casos, es posible que incluso salga con poco dinero en efectivo.

Si su caravana es un modelo nuevo, limpio y bien cuidado, obtendrá más compradores privados y escuchará mejores precios en los concesionarios. Sin embargo, si la caravana está muy dañada o muy oxidada y sucia, será difícil deshacerse de ella a menos que pida un precio extremadamente bajo.

Asegurar el trato con una cuenta de depósito en garantía

Si desea agregar una capa adicional de seguridad durante el proceso de transacción, puede utilizar un servicio de depósito en garantía.

Cuando se utiliza el método de depósito en garantía, el comprador deposita el dinero de la venta en una cuenta de depósito en garantía, que solo se entrega al vendedor una vez que se ha completado la transferencia del título y se ha liberado el gravamen.

Sin embargo, este servicio requiere tarifas adicionales, que generalmente se dividen entre el comprador y el vendedor porque protege los intereses de ambos extremos.

Completando la venta

Puede finalizar la venta organizando una reunión para que el título se entregue al comprador y se pague la deuda del acreedor prendario. La deuda puede ser satisfecha por el vendedor pagándola o transfiriéndola al comprador.

Si no tiene los fondos necesarios para pagar el préstamo (incluso después de la venta del vehículo), algunos bancos ofrecen un préstamo puente. Un préstamo puente es básicamente un préstamo nuevo que cubrirá la diferencia entre lo que está vendiendo el vehículo y lo que debe.

Si la deuda se transfiere al comprador, espere una tarifa de transferencia que varía según el banco o la institución crediticia. Pero, dado que garantiza una transacción segura para todas las partes, generalmente es bienvenido por los compradores y vendedores.

Una de las ventajas de pasar por un concesionario es que no tiene que preocuparse por organizar esta reunión entre todas las partes. En cambio, el concesionario puede asumir fácilmente la deuda del gravamen emitiendo una carta al vendedor, quien luego entrega la carta al tenedor del gravamen.

Vender a un concesionario

Si vender de forma privada no parece atractivo, puede optar por una venta fácil en el concesionario.

Vender a un concesionario es un proceso mucho más fácil, ya que elimina muchas de las complicaciones que conlleva vender una caravana con un gravamen.

Sin embargo, generalmente gana menos dinero si elige la ruta del concesionario.

Los concesionarios emplean a profesionales que conocen todos los detalles sobre el proceso de venta con gravamen. Es por eso que la mayoría de los propietarios de vehículos recreativos optan por la opción de concesionario cuando deciden vender.

Como tienen mucha experiencia en el proceso, saben cómo manejar todos los asuntos legales y gubernamentales y el papeleo que conlleva la venta de un vehículo.

Además, es posible que ya tengan contacto directo con su entidad crediticia, ya sea una persona, una empresa o un banco. No solo eso, sino que también se encargan de otros aspectos técnicos, como mecánicos y empresas de remolque, si es necesario.

El proceso generalmente comienza cuando el concesionario realiza una investigación exhaustiva del estado de sus vehículos recreativos y regresa con una cantidad que considera que es un valor de intercambio justo.

Es importante tener en cuenta que nunca debe aceptar ninguna oferta que esté por debajo del valor de intercambio estimado de su caravana.

Sin embargo, si el concesionario le ofrece un precio justo y usted decide seguirlo, el proceso comienza desde aquí, comenzando por liquidar al acreedor prendario.

Una vez que se liquide al titular del gravamen, entregarán el título al concesionario. Es una buena práctica mantenerse en contacto con el titular del derecho de retención durante todo el proceso de transferencia del título. Si hay dinero sobre el saldo del préstamo, el concesionario se lo dará.

Además, antes de entregar las llaves al concesionario, pídale al concesionario que le entregue una certificación por escrito de que el saldo del préstamo está cancelado.

Otras opciones

Si vender su RV (ya sea una caravana, autocaravana, etc.) no es una opción en este momento, tiene algunas otras opciones a considerar.

Comprar algo más barato

Si necesita salir de su caravana existente, pero no quiere renunciar a la vida de la caravana o acampar por completo, es posible que pueda cambiar su modelo existente por una solución más barata y asequible.

Esencialmente, después del intercambio, agregarían la cantidad que aún se adeuda a su nuevo préstamo y luego distribuirían los pagos durante un período de tiempo más largo para mantener baja la cantidad mensual adeuda.

Desafortunadamente, esta no siempre es una opción, ya que un banco no suele prestar más dinero del que vale el vehículo. Además, es posible que se encuentre en la misma situación financiera en el futuro.

Alquilarlo

Otra opción bastante interesante es alquilar su RV cuando no lo esté usando para ayudar a pagarlo y luego venderlo. Esto también brinda una oportunidad única para convertir una mala situación financiera en rentable.

El alquiler de vehículos recreativos se ha vuelto extremadamente popular en los últimos años. La forma en que decida alquilarlo puede variar, pero sitios web como RVShare.com facilitan la lista de su RV y lo muestran frente a millones de ojos ansiosos. Ellos manejan todos los pagos y depósitos, ofrecen asistencia en el camino y cuentan con asesoría de alquiler personalizada para ayudarlo a aprovechar al máximo su anuncio de alquiler.

CamperFAQs.com es compatible con lectores. Comprar a través de enlaces en nuestro sitio puede hacernos ganar una comisión de afiliado. Como asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

¡Obtenga nuestro boletín semanal gratuito!

Al suscribirse, acepta recibir nuestros correos electrónicos. Siempre respetaremos su privacidad y puede darse de baja en cualquier momento.